Blog de carmenmontanojurista

TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA: EN EL EXILIO VS EN CARACAS ¿INVESTIDOS DE COMPETENCIA Y LEGITIMIDAD PARA ACTUAR?

En primer lugar vale la pena destacar, que el asiento de los Poderes Públicos de Venezuela tienen su sede en el Territorio de la República Bolivariana de Venezuela, y como regla general, la Ciudad de Caracas es el asiento principal de los mismos, siendo la excepción, cualquier otro estado de Venezuela pero DENTRO DEL TERRITORIO NACIONAL, el artículo 18 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela así lo establece, y lo consolida el artículo 6 de la vigente Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia. En ese mismo orden de ideas, El Tribunal Supremo de Justicia, como máximo representante del Poder Judicial, deberá funcionar en 6 Salas (Constitucional, Político Administrativa, Electoral, Casación Civil, Casación Penal y Casación Social), la primera conformada por 7 Magistrados titulares con sus suplentes, y las restantes con 5 Magistrados Titulares y sus suplentes cada una; y todas ellas conforman la Sala Plena con un total de 32 Magistrados Titulares con sus respectivos suplentes, así lo ordena los artículos 262 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela; 7 y 8 de la vigente Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia. Y para finalizar esta primera idea, para que exista un Quórum en las deliberaciones y decisiones que tome el Tribunal Supremo de Justicia en sus diferentes Salas, la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia exige en sus artículos 10 y 11 que dicho quórum requerido debe estar constituido por la mayoría absoluta de sus miembros; resaltándose además en este sentido, que cada Sala debe estar también constituida por un Secretario y un Alguacil, funcionarios previamente adscritos al Poder Judicial.

Ahora bien, teniendo presente y claro lo antes destacado, procedo a explanar lo que ya nuestro legislador patrio ha normado, sin necesidad de complementar ni hablar de vacíos legales con respecto al tema. Así bien, el 21 de julio del año 2017 la Asamblea Nacional legítima debidamente elegida por el pueblo mediante votación universal, directa y secreta, procedió a nombrar 13 Magistrados Titulares y 20 Suplentes, repartidos en todas las Salas, para sustituir la evidente írrita designación de los 13 Magistrados en el año 2015 basado en un procedimiento fuera del marco legal, entre otros aspectos. Esos 13 Magistrados Titulares nombrados en el año 2017 debían trabajar conjuntamente con los 19 Magistrados restantes que aún siguen vigente en sus cargos (es evidente, público y notorio que los Magistrados nombrados en el año 2017 han sido sujeto de persecución política por el Régimen Actual, siéndoles impedido el ejercicio de sus funciones). Sin embargo, pese a toda esa situación de impedimento y persecución política, los 13 Magistrados nombrados, legalmente se encuentran vigente en el ejercicio de sus funciones, y deben actuar en conjunto con los 19 Magistrados que se encuentran en la sede del Tribunal Supremo de Justicia en Caracas, para que en efecto pueda hablarse de legitimidad y competencia de un Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela en el pleno ejercicio de sus funciones. Sin embargo, se les ha olvidado tristemente a estos 13 Magistrados nombrados en el año 2017 que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y el Tribunal Supremo de Justicia es muy claro al establecer en primer lugar: La sede de ese Órgano del Poder Público Nacional, llámese Tribunal Supremo de Justicia; y en segundo Lugar, el Quórum exigido para poder sesionar y decidir. NO PUEDE 13 MAGISTRADOS TITULARES (sin excluir a los 3 que no se sabe su paradero) actuar en nombre y representación del Tribunal Supremo de Justicia, ni sesionar y/o decidir fuera del Territorio Nacional por varias razones fundamentales: No existe el Quórum exigido por la Ley, así como tampoco se encuentra constituido dentro del Territorio Nacional. Y los Magistrados Suplentes que se encuentran actuando no se encuentran supliendo faltas temporales ni absolutas de los 19 magistrados titulares restantes, puesto que éstos se encuentran ejerciendo sus funciones en la sede principal de la Ciudad de Caracas. De manera que, para concluir esta segunda idea; los Magistrados nombrados el 21 de julio del año 2017 (hoy en día en el exilio) se encuentran actuando fuera de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia. Y ello, lo debe destacar la Asamblea Nacional a la hora de decidir definitivamente si autoriza o no el antejuicio de mérito de Nicolás Maduro. No puede la Asamblea Nacional actuar como lo ha hecho inescrupulosamente este Régimen (menoscabando el texto constitucional y las leyes)

Para finalizar, y no menos importante es destacar la ILEGITIMIDAD de los 13 Magistrados nombrados por la anterior Asamblea Nacional el 23 de diciembre del año 2015, puesto que estos nombramientos quedaron SIN EFECTO mediante decisión de la Asamblea Nacional, por haberse encontrado irregularidad en el proceso de sus nombramientos, y aún siguen ejerciendo funciones como Magistrados, de manera que se encuentran usurpando los respectivos cargos y por ende, sus actuaciones deben encontrarse viciadas de nulidad absoluta. Y en ese sentido, tampoco cuenta este Tribunal Supremo de Justicia con sede en Caracas, con el Quórum exigido por la Ley para sesionar ni para decidir.  

Concluyo entonces, que ni el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio ni el Tribunal Supremo de Justicia en Caracas gozan de legitimidad absoluta ni Quórum para sesionar ni decidir. Los dos están plagados de irregularidades.

De seguida cito textualmente las normativas constitucionales y legales antes mencionadas:

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela aprobada el 15 de diciembre de 1999:

Artículo 18. La ciudad de Caracas es la capital de la República y el asiento de los órganos del Poder Nacional.

Lo dispuesto en este artículo no impide el ejercicio del Poder Nacional en otros lugares de la República.

Una ley especial establecerá la unidad político territorial de la ciudad de Caracas que integre en un sistema de gobierno municipal a dos niveles, los Municipios del Distrito Capital y los correspondientes del Estado Miranda. Dicha ley establecerá su organización, gobierno, administración, competencia y recursos, para alcanzar el desarrollo armónico e integral de la ciudad. En todo caso la ley garantizará el carácter democrático y participativo de su gobierno.

Artículo 262. El Tribunal Supremo de Justicia funcionará en Sala Plena y en las Salas Constitucional, Político Administrativa, Electoral, de Casación Civil, de Casación Penal y de Casación Social, cuyas integraciones y competencias serán determinadas por su ley orgánica.

La Sala Social comprenderá lo referente a la casación agraria, laboral y de menores.

Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia (GACETA OFICIAL DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA Número 39.483 de fecha 09 de agosto de 2010):

Artículo 6º—Sede.La ciudad de Caracas es el asiento permanente del Tribunal Supremo de Justicia, sin perjuicio de que, en Sala Plena, resuelva ejercer provisionalmente las funciones del Tribunal en otro lugar de la República”.

Artículo 7º—Salas.El Tribunal Supremo de Justicia funcionará en Sala Constitucional, Político Administrativa, Electoral, de Casación Civil, de Casación Penal y de Casación Social, así como en Sala Plena, la cual estará integrada por los Magistrados o Magistradas de todas las Salas señaladas.

Artículo 8º—Integración.La Sala Constitucional estará integrada por siete Magistrados o Magistradas, y las demás Salas por cinco Magistrados o Magistradas.

Cada una de las Salas tendrá un Secretario o Secretaria y un o una Alguacil.

Artículo 10.—Quórum de deliberaciones.El quórum requerido para la deliberación en cada una de las Salas es la mayoría absoluta de los miembros que la deban integrar.

Artículo 11.—Quórum de decisión.Para que sean válidas las decisiones del Tribunal Supremo de Justicia se requiere el voto favorable de la mayoría absoluta de los miembros que la deban integrar.

Artículo 12.—Secretarios o secretarias y alguaciles.Cada Sala tendrá un Secretario o Secretaria y un o una Alguacil, quienes deberán cumplir con los requisitos de ley para el ejercicio de dichos cargos y no estar incursos en las causales de incompatibilidad que establece esta Ley.

Las faltas temporales y accidentales de los secretarios o secretarias y de los o las alguaciles serán suplidas por las personas que designe el Presidente o Presidenta de la Sala respectiva, quien designará también, temporalmente, a las personas que hayan de suplir dichos funcionarios o funcionarias, cuando haya falta absoluta.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: